Quantcast

Houston... tenemos un problema: siguen cayendo las ventas de autos


Enrique Kogan | 10/11/2017, 8:49 a.m.
Houston... tenemos un problema: siguen cayendo las ventas de autos

Al terminar junio, se espera que las ventas de autos nuevos caigan un 4% en el mes, una señal de que el mercado de automóviles nuevos se estabilizó y podría estar en problemas, lo que haría que algunas cabezas de CEO's llegarán a rodar.

La mayor excepción a la tendencia será Volkswagen, las ventas de las cuales se espera que aumenten más del 9%, aunque a un número bastante bajo, y en si es que la automotriz se está recuperando luego de del escándalo del “diéselgate”, que le dio un pequeño freno a sus ventas.

Una destacada firma de investigación de autos espera que las ventas de vehículos nuevos caigan un 4 por ciento interanual a un total de 1,46 millones de unidades en junio de 2017, lo que se traduce en un estimado de 16,3 millones de SAAR, la tasa anual ajustada estacionalmente.

Junio del 2017 representaría el cuarto mes consecutivo con menos de 17 millones de SAAR, el período más largo desde una racha de seis meses desde septiembre de 2014 hasta febrero de 2015.

La cifra afirma teorías de que el mercado está inundado de nuevos automóviles comprados en los últimos tres años con grandes incentivos, y que los consumidores ya están desconfiado de hacer grandes compras.

Y para esta tendencia los fabricantes han comenzado a hacer ajustes, ya que han venido anunciando recortes de producción en sus plantas, después de una demanda más débil del consumidor en los primeros meses.

Además estamos viendo tasas de penetración de arrendamiento bajar a su máximo récord y comenzando a ver una desaceleración en el crecimiento de los incentivos, lo que sería bueno por un lado.

Ambos son buenos signos para la salud a largo plazo de la industria automotriz y el compromiso de los fabricantes de mostrar a la rentabilidad y preservar los valores de autos usados en el futuro, ya que demasiados incentivos y arrendamientos más baratos lleva a una saturación del mercado, por lo que al poco tiempo este tendría toneladas de vehículos usados a la venta, con mucha pérdida de valor de los modelos con poco uso.

Así y todo Volkswagen se resistirá a esta tendencia, con ventas que subirán un 9,1%. La compañía obviamente ha puesto el escándalo del motor diésel detrás de él, por lo menos basado en la actividad de algunos consumidores americanos.

Volkswagen es el mayor fabricante de automóviles de Europa, uno de los más grandes de China, y el año pasado fue el más grande del mundo, pero el problema de la automotriz en los Estados Unidos sigue siendo su cuota de mercado, que es sólo el 3,5%.

Pero la cantidad de competencia dura que la automotriz tiene en los Estados Unidos, hay pocas razones para pensar que su posición pueda mejorar.

Subaru, que ha sido la compañía de automóviles más exitosa en los Estados Unidos basada en el crecimiento de las ventas durante más de un año, se espera que registre una mejora de 7.3% en las ventas. Una típica automotriz que tiene seguidores de culto, algo inusual en el país, y lograda gracias a que la automotriz japonesa trabajo sus pequeños nichos de una manera fantástica.