Quantcast

Ecografía 4D: Conoce la evolución de tu bebé al detalle


Redacción Agencias | 12/7/2017, 2:38 p.m.
Ecografía 4D: Conoce la evolución de tu bebé al detalle

Desde el momento que te dicen que vas a ser mamá, se abre un nuevo mundo a tu alrededor y comienzas a sentir cosas inexplicables. A partir de ahora vais a ser uno más en la familia, a pesar de que aún no lo sientas en tu interior.

En las revisiones ginecológicas te realizan, entre otras pruebas, una ecografía para ver y controlar el crecimiento de tu bebé. Estas son las conocidas como ecografías 2D o bidimensional. Pero en los últimos años han comenzado a utilizarse en los centros especializados las ecografías 3D y 4D. Con la primera de ellas puedes ver el aspecto de tu bebé en cuanto al volumen, y en la segunda se añade también el movimiento en tiempo real. Este tipo de ecografías no causan daño al feto y se pueden realizar varias durante el proceso de gestación.

Las ecografías 4D han supuesto una revolución en los últimos años, dado que se pueden ver imágenes tridimensionales de calidad, al igual que ocurre con las de 3D, pero con el movimiento y en la que no se necesita una preparación especial por parte de la mamá. La sesión puede durar alrededor de 30 minutos e, incluso, dan un CD para llevar a casa. Son ecografías complementarias a las 2D que realiza tu ginecólogo en la consulta y para hacértelas tienes que ir a una clínica o centro especializado, ya que no está subvencionada por la Seguridad Social.

¿Cuándo es el mejor momento para hacerla?

Aunque estas ecografías se pueden hacer en cualquier momento a lo largo del embarazo, sí que es cierto que las mejores imágenes del bebé se pueden obtener entre la semana 24 y la 30, aproximadamente.

Estas semanas son las más propicias por varios factores: el tamaño del bebé, la posición que tiene, la cantidad de líquido amniótico y el espacio que tiene para moverse. Las imágenes que se obtienen en este periodo de semanas permite ya apreciar la carita del bebé, con lo que se pueden hacer una idea de cómo será cuando nazca, porque es muy similar.

La evolución paso a paso

Sin embargo, si eres muy impaciente y no quieres esperar hasta la semana 24 para hacerte este tipo de ecografía, puedes acudir a estos centros unas semanas antes.

Entre la semana 16 a la 20: Aunque no se apreciará igual que más adelante, ya te puedes hacer una idea de los movimientos, puedes identificar su cabeza y extremidades.

Entre la semana 21 y 25: Durante estas semanas el feto se mueve mucho más y está más formado, pudiendo apreciar sus ojos, las cejas o las pestañas.

Entre la semana 26 y 31: El feto ya está más desarrollado y se pueden ver las facciones de la cara con mucha claridad. Al ser más grande de tamaño, no se moverá tanto como en las semanas anteriores porque va teniendo menos espacio.

Entre la semana 32 y 39: Nunca es tarde para hacerse la ecografía 4D. Si estás en este periodo del embarazo podrás apreciar hasta las uñas de tu bebé, incluso verle abrir y cerrar los ojos.