Quantcast

CHIP: sigue en peligro atención médica de 9 millones de niños


Ashley Lopez, KUT | Selena Simmons-Duffin, NPR | 12/7/2017, 5:53 p.m.
CHIP: sigue en peligro atención médica de 9 millones de niños

Hace pocos días, Colorado se convirtió en el primer estado en notificar a familias que los niños que reciben atención médica a través del Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP) están en riesgo de perder su cobertura.

Casi 9 millones de niños están asegurados a través de CHIP, que cubre principalmente a familias de ingresos medios y bajos. El programa cuenta con el respaldo bipartidista tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, pero el Congreso dejó que expirara el financiamiento federal en septiembre.

La National Governors Association instó al Congreso a volver a autorizar el programa este año porque los estados están empezando a quedarse sin dinero.

En Florida, en donde cerca de 374,000 menores son beneficiarios, CHIP es administrado por Florida KidCare. El estado está en una delicada situación, ya que peligra la atención de los niños ya inscriptos, y el programa ha recibido más personas luego de la devastación causada por el huracán Irma, y por la masiva llegada de puertorriqueños desplazados luego del impacto del huracán María.

El programa CHIP de Pennsylvania tiene más de 168,000 menores beneficiarios y las autoridades del estado dijeron que pueden quedarse sin dinero a mediados de marzo de 2018 si no reciben ayuda federal.

En Virginia, Linda Nablo, oficial del Departamento de Servicios de Asistencia Médica, está redactando una carta para los padres de los 66,000 niños inscritos en CHIP en ese estado.

"Nunca tuvimos que hacer esto antes", dijo. "Cómo se escribe una carta que diga: ‘Su hijo podría perder la cobertura, pero aún no es seguro. Mientras tanto, estas son algunas cosas en las que debe pensar’”.

Los niños pueden inscribirse en el Medicaid, sumarse a un plan familiar en los mercados establecidos por la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) o incluirse en un plan de salud del empleador. Pero las opciones varían según el estado y pueden ser muy costosas.

Si el Congreso reautoriza los fondos de CHIP, los estados estarán bien. Pero aún no pueden contar con eso, y tienen que prepararse para cerrar si los fondos no llegan. Virginia tendría que hacerlo el 31 de enero.

"Básicamente estamos haciendo todo lo que necesitamos para cerrar el programa a fines de enero", dijo Nablo. "Tenemos un grupo de trabajo con todos los diferentes componentes de esta agencia, y hay muchos".

Por ejemplo, deberán reprogramar sus sistemas de inscripción, informar a los pediatras y hospitales, y capacitar al personal para enfrentar los reclamos y preguntas de familias confundidas.

Joan Alker, quien dirige el Center for Children and Families de la Universidad Georgetown, dijo que la mayoría de los estados deben notificar a las familias con 30 días de anticipación.

"Pero [los funcionarios del estado] están oyendo rumores que el Congreso podría hacer esto en las próximas dos semanas, y no quieren asustar a las familias", dijo. "Los estados están realmente en un aprieto. Es muy difícil saber qué hacer".

Colorado fue el primero en enviar un aviso, y otros estados están muy cerca. Hay un puñado que está empezando a quedarse sin dinero en diciembre, dijo Alker, como Oregon, Minnesota y el Distrito de Columbia.