Quantcast

Luego de una cirugía menor de rodilla, ¿son necesarias 90 pastillas de un poderoso opioide?


Michelle Andrews | Kaiser Health News | 12/6/2017, 5:53 p.m.
Luego de una cirugía menor de rodilla, ¿son necesarias 90 pastillas de un poderoso opioide?

Hace poco fui cojeando a la farmacia para retirar una receta de analgésicos, después de una cirugía menor de rodilla, para descubrir que el farmacéutico aún no tenía lista la medicación. Según me explicó, la orden de mi doctor de 90 pastillas de Percocet genérico excedía el número que mi aseguradora aprobaría. Minutos después, salí de la farmacia con un frasco que contenía un número más pequeño.

Cuando llegué a casa y lo abrí para tomar una píldora, descubrí que tenía solo 42.

Me sentía dolorida, con la rodilla rígida después que el ortopedista extrajo pequeños pedazos de hueso sueltos y cartílago de mi rodilla izquierda. Pero en una escala de dolor de 0 a 10, sentía 4 como máximo. Probablemente podría haber sobrevivido con una droga mucho menos potente que el Percocet, que contiene una combinación del opioide oxicodona y del analgésico acetaminofeno, el ingrediente activo del Tylenol de venta libre.

Cuando fui a mi cita de seguimiento una semana después de la cirugía, le pregunté a mi ortopedista sobre esas 90 píldoras.

"Si te sometieran a una cirugía real, como un reemplazo de rodilla, no pensarías que son demasiadas", dijo, y agregó que el sistema de prescripción electrónico establece el valor, predeterminado, en 90. Cuando se ingresa una receta para Percocet, esa es la cantidad que ordena el sistema.

Estos pedidos estándar pueden anularse, pero es un paso adicional que lleva demasiado tiempo para un médico ocupado.

Mientras los funcionarios de salud pública intentan frenar la creciente epidemia de opioides, que según estadísticas federales se cobra 91 vidas cada día, la prescripción excesiva de narcóticos después de una cirugía menor es objeto de nuevo escrutinio.

Aunque hoy en día a los pacientes se les administran opioides para tratar el dolor postoperatorio, un gran suministro de píldoras puede abrir la puerta al abuso, ya sea de los propios pacientes u otras personas de la familia o la comunidad que tienen acceso a las pastillas sobrantes.

Las recetas posquirúrgicas para 45, 60 o 90 píldoras son "increíblemente comunes", dijo el doctor Chad Brummett, anestesiólogo y especialista en dolor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan.

El año pasado, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron una guía general que decía que los médicos que recetan opioides para tratar el dolor agudo deberían usar la dosis efectiva más baja y limitar la duración a no más de siete días.

Pero se necesita una guía más detallada, dicen los médicos.

"Realmente no hay directrices claras, especialmente para la cirugía y la odontología", dijo Brummett. "A menudo se basa en lo que te enseñaron, o en un evento en tu carrera que te llevó a recetar una cierta cantidad". O, como en mi caso, un programa automatizado que hace que recetar más píldoras sea más simple que prescribir menos.

Brummett es codirector de un programa de Michigan que ha publicado recomendaciones para la prescripción de opiáceos posquirúrgicos para una creciente lista de procedimientos.

Para determinar hasta qué punto la cirugía puede llevar al uso de opioides a largo plazo, Brummett y sus colegas examinaron los reclamos de seguro de 36.177 adultos que se sometieron a cirugías en 2013 o 2014, luego de las cuales recibieron una receta de opiáceos. Ninguno de los pacientes había tenido recetas de opioides durante el año anterior.