Quantcast

Hotel Trump en Washington gana $2 millones en cuatro meses


Redacción Agencias | 8/11/2017, 2:59 p.m.
Hotel Trump en Washington gana $2 millones en cuatro meses

El Trump International Hotel, propiedad del presidente de EE.UU., Donald Trump, obtuvo un beneficio de 2 millones de dólares en solo cuatro meses, por encima de las previsiones y convertido en un centro de poder clave en la capital del país.

Documentos publicados por la Administración de Servicios Generales (GSA, un organismo estatal) muestran que la Trump Organization, de la que el presidente Donald Trump se ha desvinculado administrativamente, esperaba unas pérdidas de algo más de 2 millones de dólares en los primeros cuatro meses de 2017.

Pero el hotel, que se ha convertido en un centro de cabildeo, consiguió ganar 1,97 millones de dólares, con unos ingresos de 18 millones de dólares.

Gran parte del éxito de hotel, inaugurado en octubre del año pasado, en plena campaña electoral, por Donald Trump, se debe a que ha conseguido elevar las tarifas de las habitaciones un 57 % más de media de lo previsto.

El precio medio de una noche en el demandado Trump International Hotel es de 652,98 dólares, lo que lo convierte en el hotel más caro de la capital estadounidense.

"Estamos muy orgullosos por el éxito del proyecto", aseguró al diario The Washington Post, Eric Trump, hijo del presidente, y quien, junto con su hermano Don Jr., opera la compañía tras la salida de su padre de la gestión al asumir la Presidencia en enero.

El establecimiento, ubicado cerca de la Casa Blanca, se ha erigido en un centro de poder en Washington, al ser elegido por dignatarios y diplomáticos extranjeros y organizaciones conservadoras o cristianas para celebrar encuentros o eventos.

El hotel ha prometido donar al Departamento del Tesoro estadounidense todo el dinero ingresado por gobiernos extranjeros para evitar problemas con las leyes de ética e influencia extranjera.

No obstante, la oposición demócrata en el Congreso ha criticado al Gobierno, que es el arrendador del edificio, por lo que consideran una grave falta de ética y de independencia de la Presidencia de los intereses económicos.